Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital
Sociedad digital

Carolina Pascual afirma que el reto de la digitalización "requiere de políticas que eviten la brecha digital de género"

07/05/2021
Carolina Pascual afirma que el reto de la digitalización 'requiere de políticas que eviten la brecha digital de género'
- Destaca que "nuestra responsabilidad política es facilitar las herramientas a toda la ciudadanía y luchar contra la brecha digital"
- Participa en las II Jornadas para la Igualdad de género digital, de la Cátedra para la brecha digital de género de la Universitat de València
- Destaca que "nuestra responsabilidad política es facilitar las herramientas a toda la ciudadanía y luchar contra la brecha digital"
- Participa en las II Jornadas para la Igualdad de género digital, de la Cátedra para la brecha digital de género de la Universitat de València



La consellera de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, Carolina Pascual, ha destacado que ante el reto de la digitalización "hay que anticiparse y aplicar políticas que eviten la brecha digital de género porque las mujeres también tienen que participar y liderar en esta transformación".

Carolina Pascual ha participado en las II Jornadas para la Igualdad de género digital, de la Cátedra para la brecha digital de género de la Universitat de València, junto a la rectora, Mavi Mestre, y la secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, Carme Artigas, y la directora general de Lucha contra la brecha digital, María Muñoz.

Durante su intervención, ha defendido que "estamos en la era de la sociedad digital y la ciudadanía, toda, ha de participar de este cambio, que es crucial y nuestra responsabilidad política es facilitar las herramientas para que puedan conseguirlo para que la adaptación no genere grietas, no ahonde brechas".

La consellera ha señalado que en 2025 "se calcula que el 50 por ciento de las nuevas profesiones serán dentro del sector STEM y en un futuro cercano 9 de cada 10 profesiones, incluidas las no tecnológicas, requerirán competencias digitales avanzadas".

Sin embargo, ha añadido, que la presencia de mujeres en carreras tecnológicas "es muy menor, y pese a obtener mejores resultados en la enseñanza superior en todas las áreas de conocimiento, en el ámbito laboral las trabajadoras TIC representan solo el 0,4 por ciento de la muestra de mujeres encuestadas, frente el 2,5 por ciento de los hombres trabajadores TIC con respecto al total de hombres encuestados".

Por eso, la conselleria, a través de la Dirección General de Lucha contra la brecha digital, en colaboración con la Dirección General de Universidades, "ha puesto en marcha el Movimiento STEAM, con el objetivo de mejorar la participación de las niñas, jóvenes y mujeres en los estudios y carreras de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, como paso fundamental para reducir la brecha digital de género en nuestra sociedad".

Además, este movimiento sensibiliza sobre la brecha digital de género, ofrece referentes femeninos de la ciencia y la tecnología, incentiva la eliminación de los estereotipos y roles de género, y visibiliza las numerosas iniciativas puestas en marcha en nuestra Comunitat.

En la misma línea, ha resaltado que la Conselleria y la Universitat de València colaboran en la Cátedra de Brecha Digital de género para analizar la situación y proponer estrategias para reducir estas diferencias.

Observatorio

Por su parte, María Muñoz ha sostenido que "tenemos la responsabilidad de estudiar y conocer la realidad que queremos cambiar, y con esta voluntad la Generalitat se dotó de la herramienta del Observatorio de Brecha Digital y de la Red de cátedras de brecha digital en colaboración con las Universidades públicas valencianas".

Además, ha explicado que una de las conclusiones del informe es que "más allá del componente generacional, el nivel educativo, la inactividad laboral y el nivel de ingresos impactan negativamente para acceder a internet, pero es mayor en las mujeres, con contextos en los que la brecha digital de género es considerable".

Del mismo modo, ha explicado que el estudio "señala que el retraso en el uso de ordenadores entre las mujeres es un tema de especial atención, ya que nos encontramos con que las mujeres se encuentran peor posicionadas para participar de una gran cantidad de espacios relacionados con el ámbito social, educativo, laboral, cultural y también de comunicación con la administración pública, es decir que su riesgo de exclusión sería elevado".

Por ello, ha apostado por la formación, porque "si las mujeres acceden a los espacios clave donde se generan y lideran los cambios, donde se definen los nuevos modos de hacer, pensar y sentir la sociedad, conseguiremos construir sociedades digitales inclusivas y sostenibles".

Galería de Imágenes