Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital
Brecha Digital

Pascual destaca la importancia de una juventud "competente digitalmente para su desarrollo social y laboral"

19/07/2021
Pascual destaca la importancia de una juventud 'competente digitalmente para su desarrollo social y laboral'
- La Dirección General de Lucha contra la Brecha Digital destina 30.000 euros para avanzar en el diagnóstico de las competencias digitales y el uso de las TIC entre la juventud valenciana.
- El acceso a las TIC de cara a la formación y el Proyecto Casandra, que analizará el efecto psicosocial de las redes entre las y los jóvenes
- La Dirección General de Lucha contra la Brecha Digital destina 30.000 euros para avanzar en el diagnóstico de las competencias digitales y el uso de las TIC entre la juventud valenciana.
- El acceso a las TIC de cara a la formación y el Proyecto Casandra, que analizará el efecto psicosocial de las redes entre las y los jóvenes



La consellera de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, Carolina Pascual, ha destacado "la importancia de la lucha contra la brecha digital, especialmente entre la población más joven que será la que se enfrente a una sociedad y un mercado laboral transformado digitalmente, en el que se requerirán competencias medias y avanzadas, por lo que tenemos que articular políticas que propicien esta formación digital".

Carolina Pascual y el rector de la Universidad Miguel Hernández, Juan José Ruiz, han firmado este lunes la renovación del convenio de colaboración para la creación de la Cátedra de Brecha Digital y para el buen uso de las TIC, dirigida por el profesor Daniel Lloret.

A la firma del convenio también ha asistido la directora general de Lucha contra la Brecha Digital, María Muñoz, así como la vicerrectora de Transferencia e Intercambio de Conocimiento, María José López.

Tras la firma, Carolina Pascual ha destacado que "la lucha contra la brecha digital es una prioridad, puesto que vivimos en un mundo eminentemente digital, por lo que la Conselleria ha activado esta red de cátedras que permitirá identificar y cuantificar las situaciones de brechas".

Entre la población más joven, según ha dicho, "también hay brechas y, aunque los consideremos nativos digitales, estas habilidades y formas de relacionarse, han de ir acompañadas de políticas que aseguren que la población más joven puede enfrentarse a la transformación digital en igualdad de condiciones y pueda realizar un uso seguro y responsable de las TIC".

A este respecto, ha señalado que "las desigualdades pueden afectar al aprovechamiento de los estudios de las alumnas y alumnos y a su incorporación profesional posterior, por lo que es importante conocer en qué consisten para reducirlas y para asegurar la igualdad de oportunidades".

La consellera ha explicado que en 2021 la Cátedra de Buen Uso de las TIC está inmersa en dos proyectos, por una parte, en una encuesta entre el alumnado de 4º de la ESO, 1º y 2º de Bachiller y 1º y 2º de Ciclo Formativo de Grado Medio de centros educativos de Castellón, Valencia y Alicante.

En este estudio, que se ha llevado a cabo en colaboración con la Conselleria de Educación, Cultura y Deporte, participarán unos 5.000 alumnas y alumnos y pretende determinar algunas condiciones de acceso a las TIC, como el equipamiento de hardware y software del alumnado, determinar el tipo y velocidad de conexión del que disponen, así como describir la experiencia y el conocimiento de las herramientas de docencia en línea.

También introduce aspectos cualitativos como la predisposición y opinión del alumnado hacia la docencia en línea y estudiar las relaciones entre los anteriores resultados y el nivel socioeconómico de las familias.

Proyecto Casandra

En segundo lugar, la cátedra llevará a cabo el llamado 'Proyecto Casandra', cuyo objetivo general es "evaluar la influencia del uso y/o abuso de las pantallas en el bienestar y desarrollo psicosocial de adolescentes, ya que las TIC también tienen una componente emocional y de interacción social muy importante".

Entre los objetivos del estudio, se plantean cuestiones como "el efecto de las redes en la autoestima, determinar la relación entre el consumo de contenidos digitales violentos y la conducta violenta y establecer relaciones entre el consumo de pornografía y la actitud ante la conducta sexual", ha afirmado.

A esto se le añade, según la consellera, "explorar la relación entre el clima familiar y la mediación parental, el uso de nuevas tecnologías y otras variables psicosociales, así como analizar las relaciones entre la estructura de valores y los diferentes usos, bien sean de tipo, contenido, frecuencia o intensidad, de las TIC".

La Cátedra de Buen Uso de las TIC de la UMH tiene como objetivo el impacto de la digitalización en la vida de jóvenes y adolescentes, de la transformación individual y social derivada del entorno digital: cambio en las relaciones sociales, valores, salud mental y cultura, entre otras. La Generalitat aportará en 2021 un presupuesto de 30.000 euros para financiar estos estudios y el funcionamiento de la cátedra.

Galería de Imágenes