Agricultura, Agua, Ganadería y Pesca

130 cooperativas de la Comunitat Valenciana participan en un proyecto piloto de retirada de envases con restos fitosanitarios

23/04/2024
  • Esta iniciativa tiene por objeto ayudar a los agricultores a eliminar de manera segura y gratuita los envases de residuos de productos fitosanitarios
  • La Conselleria de Agricultura aportará 130.000 euros a este proyecto a través del convenio de colaboración con Cooperatives Agro-Alimentàries

Un total de 130 cooperativas agrícolas de las tres provincias de la Comunitat Valenciana participan en un proyecto piloto de retirada de envases con restos fitosanitarios.

Este proyecto tiene por objeto ayudar a los agricultores a eliminar de manera segura y gratuita los envases de productos fitosanitarios con residuos presentes en las explotaciones agrarias, con la finalidad de evitar situaciones de riesgo, tanto para el entorno como para la salud pública.

La Conselleria de Agricultura, Ganadería y Pesca participa en la puesta en marcha de este proyecto mediante una aportación económica de 130.000 euros, a través del convenio de colaboración suscrito con Cooperatives Agro-Alimentàries de la Comunitat Valenciana.

La ayuda económica que presta la Conselleria va a permitir la retirada de una gran cantidad de productos que los agricultores ya no pueden utilizar en sus explotaciones después de haber sido retirada la autorización de las materias activas que los componen.

En este sentido, hay que recordar que la Unión Europea ha acelerado el ritmo de prohibición de uso en las explotaciones agrarias de más de 6.700 formulaciones, desde 2001 hasta la actualidad, una realidad a la que también hay que sumar la voluntad del sector de avanzar hacia medios de producción más respetuosos.

Esta iniciativa, que ha sido bautizada como 'Proyecto de retirada de productos fitosanitarios cancelados y fuera de uso', contempla el diseño de la logística para la recogida de los productos fitosanitarios, así como los protocolos de actuación para su retirada y posterior entrega, de manera segura, a centros autorizados para su tratamiento.

Durante la presentación de la campaña, el día 22 de abril en Moncofa, se puso de manifiesto la dificultad que tienen los agricultores para deshacerse de estos sobrantes que ya no pueden emplear y que además les provoca un sobrecoste.

Por ello, disponer de un servicio de recogida gratuita representa un avance funcional y económico importante, ya que se evitan vertidos incontrolados o el almacenaje indebido de productos que pueden ocasionar un daño medioambiental o sanitario, y que pueden ser objeto de sanción para los agricultores debido a las inspecciones de higiene que se llevan a cabo en la producción primaria.